Lluvia y sol

“Esa canción habla acerca de la entonces inminente ruptura de Creedence. La referencia es que es posible tener un día brillante, precioso y soleado, y al mismo tiempo puede estar lloviendo”, le dijo John Fogerty en 1993 a Michael Goldberg en relación a “Have You Ever Seen the Rain”, uno de los clásicos monumentales de Creedence Clearwater Revival que para miles de escuchas siempre ha sonado como un corte de alegría pura.

Resulta que su origen contenía sacarina. “El grupo se estaba desmoronando y yo estaba reaccionando a ello: ‘Carajo, todo esto se está haciendo muy serio precisamente en el momento en que deberíamos estar teniendo un día soleado’”, agregó el eterno admirador de Booker T. & the M.G.’s.

La canción fue lanzada al mercado en los primeros días de 1971, el mes en que Tom, hermano mayor de John, decidió abandonar la agrupación originaria de El Cerrito. “Tenía un montón de canciones en mi cabeza sin ningún destino. No podía contribuir con la banda. En aquellos tiempos los artistas no hacían discos alternos, manteniéndose al mismo tiempo en una banda, eso era visto como una deslealtad o algo así”, expuso tiempo después Tom, quien en 1972 firmó su álbum debut como solista, liberado por completo del dominio creativo y casi dictatorial de su hermano. Había gravitado más su hartazgo de que el quisquilloso John les vaciara a menudo el cargador del perfeccionismo que las alabanzas colectivas cosechadas por una banda que ascendió muy alto en un tiempo muy corto. Muchos catalogaron a los Creedence como el contragolpe norteamericano más efectivo al embrujo de The Beatles, incluso por encima de los Beach Boys.

Pese a tal independencia, el bigotón jamás consiguió números relevantes como solista y las lloviznas arreciaron en su recorrido individual cuando después de una dificultosa cirugía en la espalda recibió una transfusión de sangre contaminada.

Las tormentas y calamidades cesaron la tarde del 6 de septiembre de 1990, cuando Tom Fogerty, enfermo de Sida, murió. Le asignaron una tuberculosis como causa oficial del deceso.

En las letras de “Have You Ever Seen the Rain”, la pegajosa cima del disco Pendulum, se subraya esa curiosidad climatológica poco habitual en la cual es posible que haya precipitación mientras el sol brilla en todo lo alto. Si bien no existe un término particular para describir esto, los estadounidenses del sur utilizan un gerundio demoníaco: “El diablo golpeando a su esposa”. Acá la noción de enfrentamiento no fue entre cónyuges ni criaturas del infierno, sino entre hermanos dentro de una agrupación de rock en la que sobraban talentos y tensiones. Genio obstinado, John Fogerty jamás se reconcilió con Tom, ni siquiera a través de una visita en solitario para cerrar los ojos y susurrar una plegaria frente a su lápida. Y si lo hizo, nadie lo supo. Y si llovió en aquella hipotética visita, nadie remojó el luto a su lado. En la historia visible y conocida, no hubo reencuentro.

En el correr cotidiano a la climatología se le denomina burdamente “pronóstico del tiempo”. Mirando los datos y la información a la mano, John Fogerty fue un meteorólogo preciso. Anticipó la precipitación y el desfonde de las nubes cuando, desde afuera, todo pintaba soleado.

Yesterday and days before, sun is cold and rain is hard, I know, been that way for all my timeline …

Opina en Radiolaria

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s