De Rod y de nadie más

rod.jpgI can tell by your eyes that you’ve prob’bly been cryin’ forever, and the stars in the sky don’t mean nothin’ to you, they’re a mirror…

Rod Stewart alcanzó las estrellas con “I Don’t Want To Talk About It”… sin haber escrito una palabra de semejante poema musical.

El mérito es en realidad de Danny Ray Whitten, un compositor estadounidense que parió la canción en 1971 de cara a las grabaciones del disco debut de su banda Crazy Horse. De hecho, la compuso en un momento complicado, según recapituló en 2011 Nils Lofgren, su colega en aquella agrupación: “Creo que es una de las grandes baladas de la historia. Tiene una letra que hechiza, yo aporté un par de líneas porque Danny estaba muy enfermo cuando la registramos. Aún podía cantar y tocar, pero no se le molestaba con más quehaceres.”

Whitten murió de golpe meses después, cuando estaba por cumplir 30 años. Mientras que unos afirman que una fatídica dosis de Valium acabó con sus días, otros aseguran que se trató simplemente del último episodio de una esclavizante e irreprimible adicción a la heroína. Como fuera, Stewart tomó la alternativa y se echó al ruedo.

En una charla con NME en 1975, año en que de vez en vez aparecía metido en atuendos dignos de Luis XIV dejando el pezón al descubierto, Rod fue cuestionado sobre la extraña decisión de incluir su glosa de “I Don’t Want To Talk About It” en la placa Atlantic Crossing.

“No lo sé. Probablemente será como escuchar ‘(I Know) I’m Losing You’ en Every Picture Tells a Story durante un mes y después tratar de asociarla a la versión de The Tempations. Debes desprenderte de la original tanto como sea posible”, atajó el británico, quien el 23 de abril de 1977 hizo que el sencillo recalara en la cima del chart de la isla.

El tesoro de Whitten había cambiado de manos por veredicto de las masas que idolatraban al rubio, pero las cifras respaldaron al heredero.

Mención aparte merece la memorable interpretación de la canción en el Royal Albert Hall, en octubre de 2004. El máximo hincha del equipo de futbol Celtic invitó al escenario a Amy Belle, una desconocida labios marrón de 23 años que unos meses antes había causado que el ídolo interrumpiera su andar por un callejón de Glasgow.

Miles de londinenses atestiguaron un momento apoteósico que dejó a varios al borde del patatús. El gigantesco aplauso y las reseñas del día siguiente en la prensa hicieron pensar que con semejante padrino la chica viviría un cuento de hadas, pero tres años después todo se había reducido a migajas.

“Estoy de vuelta en las calles y haciendo conciertos en los bares porque hay que pagar las cuentas. Mucho ha pasado desde que Rod me llevó a Londres. Tengo esperanza, pero es verdad que todo implica un largo periodo de tiempo, lo cual puede ser muy frustrante”, declaró Belle al Daily Record en 2007.

Y así, con historietas que abarcan más de 40 años, “I Don’t Want To Talk About It” parece pertenecerle únicamente a ese londinense coqueto de cabellos insolentes que, cada vez que presenta este hitazo en sus recitales, avienta un… “Oh sí, van a amar la que sigue…”

Y las masas se desgarran y lo alaban y lo embadurnan de adoración. Porque, aunque hay amores que siempre serán recordados, hay desamores que jamás serán olvidados. Igual pasa con ciertas canciones.

Anuncios

8 respuestas a “De Rod y de nadie más

  1. Que trise lo de la chava que subió al escenario, se me hace algo crudo como simplemente volvió a la misma realidad pero bueno, si no es una realidad que le desagrade y prefiere de alguna forma el anonimato, es genial, pero lo de pagar las cuentas ya no lo considero tan genial

    Lo que si es que canta bien, incluso mejor que esa que no se baña que te encanta
    La canción me gusta
    Jmmmm Tqmmmmm!

  2. Rod Stewart…es un genio. Pero este dúo con esta chica , que no se quien es y de buscar por Internet, es lo mas emocionante que he visto y escuchado. Simplemente…EXTRAORDINARIO.

    1. Ella es Amy Belle, cantante de las calles de Glasgow, Escocia y fué “encontrada” por un staff de Rod Stewart y la llevaron a cantar en 2004 con el la bella canción I Don’t Want Talk About it, de autoría de Danny Ray Whitten, compositor americano muerto en 1972 probablemente por una overdosis. El la compuso en 1971 para su banda Crazy Horse pero nunca grabó. Amy Belle no ha tenido mucha suerte y volvió a cantar en los pubs de Scotland. En 2015 volvió al Albert Hall con su esposo Mungent y hicieron una dupla Mungent & Bell. Pero ya sin la mágica anterior…

Opina en Radiolaria

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s