‘River Runs Red’ y una inusual protesta en Nueva York… a la hora del lunch

exxonEl miércoles 30 de mayo de 1990, los chicos de Midnight Oil se apostaron a escasos metros del edificio matriz de la compañía Exxon, en la Sexta Avenida de Nueva York, desenrollaron una tira con el lema “Midnight Oil makes you dance, Exxon oil makes us sick”, y así, a plena luz del día y bajo un sol quemante, ofrecieron un set musical de 45 minutos.

El vocalista Peter Garrett y sus secuaces protestaron así por lo que llamaron “una gran irresponsabilidad” de dicha compañía petrolera ante el derrame del buque Exxon Valdez, ocurrido el 24 de marzo del año anterior. Las aguas del golfo de Alaska recibieron en aquel desastre 37,000 toneladas de hidrocarburo y la agrupación australiana, eterna defensora del medio ambiente, se inspiró en el hecho para escribir “River Runs Red”.

River runs red, black rain falls, dust in my hand, river runs red, black rain falls, on my bleeding land…“, rezaba una parte de los líricos de ese track del disco Blue Sky Mining.

El corte no podía quedar fuera del improvisado concierto callejero que fue planeado apenas en la noche anterior. Y sonó fuerte, sin tapujos. De hecho, una de las frases del mismo se convirtió en el título de un documental, editado en formato VHS, que abordó el evento: Black Rain Falls.

“Fuimos una pequeña voz que gritaba al pie de un gran rascacielos, pero estuvimos ahí. No se trataba de culpar particularmente a esa corporación, sino que dicho derrame de petróleo del Exxon Valdez era un ejemplo perfecto de lo que sucedía en el mundo, en nuestro propio país, en Europa, en el tercer mundo. Hay cosas que debíamos decir y la mejor manera de hacerlo era a través de una canción”, recordó Garrett años después.

“Exxon, en aquel tiempo, bajó las cortinas y actuó como si no hubiera sucedido nada. Creo que un día después, extendió un comunicado en el que desdeñó nuestra acción. Sabemos que lo que hicimos, así como lo que llevaron a cabo otras personas, forzó a la compañía a tener mejores estándares de responsabilidad ambiental”, dijo en otro momento el cantante.

El diario estadounidense The New York Times, a través de la pluma de John Pareles, dedicó una página a este concierto realizado a la hora del lunch, explicando la naturaleza de Midnight Oil como banda y mencionando otra parte de la letra de “River Runs Red”. “Su más reciente disco, Blue Sky Mining, aborda temas ecológicos con frases comoIt must be the curse of the age, what’s taken is never renewed‘”, escribió el periodista.

Con tal cantidad de alusiones y usos, la sórdida canción que en un inicio fue concebida simple y sencillamente como la séptima de una decena de composiciones de aquel álbum se convirtió en un auténtico clásico que se desparramó y esparció sobre los oídos de los fans del grupo.

Un clásico, desafortunadamente, con motivaciones negras, consistencia viscosa y olor desagradable. Un corte que pesaba 37,000 toneladas.

2 comentarios en “‘River Runs Red’ y una inusual protesta en Nueva York… a la hora del lunch

  1. Tiene una voz muy particular pero me gusta su estilo
    Que bueno que hayan hecho eso, no siempre es fácil lograr que te escuchen, sobre todo si se trata del sistema

    Buena canción jmmmmmm
    Tqmmmmmm!!!

Opina en Radiolaria

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s