Buffalo Bill baila frente al espejo

silenceofthelambsAnd I said, ‘Oh no sir, I must say you’re wrong, I must disagree, Oh no sir, I must say you’re wrong, Won’t you listen to me’…

Se trata de uno de esos típicos casos en que la canción es un clásico universal, pero la voz es casi “anónima”.

Mucho antes de convertirse en el corte emblemático en el filme de Jonathan Demme, The Silence of the Lambs, “Goodbye Horses”, compuesto por William Garvey en 1988, fue lanzado originalmente por la banda Q Lazzarus como aderezo de una escena romántica de la película Married to the Mob, dirigida también por el cineasta neoyorquino.

Q, vocalista del proyecto, nativa de Nueva Jersey y cuyo nombre real es Quiana Diana Lazzarus, había trabajado como taxista en las calles de Manhattan y en alguna ocasión subió a su vehículo al propio Demme, a quien le mostró un demo. A partir de ahí se dio una oportunidad de trascender.

La pieza tuvo moderada aceptación en las estaciones de radio de finales de los 80, y no fue sino hasta su exposición en la cinta protagonizada por Anthony Hopkins y Jodie Foster, en 1991, que el galope de sus caballos conmocionó al planeta. Ningún consumidor de aquella producción cinematográfica ha olvidado la escena en la que Buffalo Bill, el personaje interpretado por Ted Levine, baila frente al espejo con cadencia femenina, maquillado, con una arracada en el pezón y labios pintados. En consecuencia, muchos bautizaron a la pieza como “The Buffalo Bill Song”.

Garvey, quien falleció en agosto de 2009, había explicado en la agonía de la década de los 90 las misteriosas letras de su creación, intentando poner distancia entre la misma y la película ganadora del Óscar.

“Se le asocia de una forma un tanto espeluznante al asesino serial de The Silence of the Lambs, pero en realidad la canción habla de trascender por sobre quienes conciben el mundo meramente como una Tierra finita”, externó.

“Los caballos representan los cinco sentidos de la filosofía hindú y la habilidad de elevar la percepción de uno sobre las limitaciones físicas y de ver más allá de la perspectiva de este mundo”.

El éxito de “Goodbye Horses” no fue secundado por una carrera longeva de Q Lazzarus y la banda se disolvió pocos años después. De hecho, su vocalista fue rechazada en el mercado norteamericano y probó suerte en lares británicos, sin hallar demasiado reconocimiento.

Quedó, entonces, aquel breve testimonio solamente. Una canción melancólica y nostálgica hasta los huesos, capaz de provocar que incluso un asesino baile frente al espejo con la delicadeza de un flamingo sobre la arena.

2 comentarios en “Buffalo Bill baila frente al espejo

  1. Gran canción, de mis favoritas de toda la vida y además de una gran película. Siempre me pregunté quién demonios era Q Lazzarus, nunca encontré ninguna otra canción, ya sabía que era filosófica pero también un poco andrógina con esa voz casi masculina, creo que quedó perfecta en la peli. Un dato curioso es que la canción ni siquiera venía en el soundtrack.

  2. Jajajajaja, imaginarme a ese personaje bailando y no pude evitar buscar la escena en YouTube, y aunque es en cierto nivel algo grotesca y dolorosa de ver, es bastante comica
    Jmmm, eso si, la canción si la había escuchado mil veces pero no tenía idea que formaba parte de la película

    Tqmmm!!!

Opina en Radiolaria

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s