Entre el posible ateísmo de Bellamy y los chapuzones de Wolstenhome

absolution tourDel grandioso Absolution Muse nunca separó como sencillo a “Thoughts of a Dying Atheist”, pero el título del track 13 siempre levantó particular interés entre los seguidores del trío inglés.

Fue hasta abril de 2006 que Matt Bellamy estableció una postura con respecto al ateísmo, luego de que se hablara por doquier sobre sus altibajos emocionales y sus dudas existenciales, plasmados en versos extraños como: “I know the moment’s near and there’s nothing we can do, look through a faithless eye, are you afraid to die?“.

“Ser ateo significa asumir que cuando mueres, se acaba todo. Tienes que sacarle el máximo provecho a lo que tienes aquí y agrandar tu legado lo más que puedas”, opinó Matt en una entrevista para Kerrang!, cuyo título fue The World According to Matt Belllamy.

“Creo que uno trasciende a través de la influencia que puedes generar, ya sea teniendo un hijo o creando música. No creo en el infierno y el cielo, no me trago esa versión”.

En otro momento el artista dijo que las letras referían particularmente al reto que significa para un ser humano mantenerse fiel a sus creencias y convicciones, a pesar de encontrarse cara a cara con la muerte.

Algo curioso de este penúltimo tema de Absolution es que al pasar los dos minutos y cuatro segundos, se puede escuchar levemente el sonido de alguien arrojándose al agua, detalle no precisamente accidental. A la banda y al productor e ingeniero Rich Costey les pareció buena idea que el bajista Chris Wolstenhome se diera un chapuzón en plenas sesiones de grabación en los Grouse Lodge Studios, en Irlanda.

“Si uno pone atención, justo antes del puente se puede escuchar a Chris echándose a una alberca. Usamos un par de micrófonos de gran calidad para capturar ese instante, aunque lo tuvimos que hacer rápido porque me preocupaba que la humedad afectara los micros”, compartió Costey en diciembre de 2003.

Quizá ambas situaciones que rodean a la canción, la lírica y la chusca, parten del mismo principio de una banda que siempre busca convalidar sus ambiciones artísticas: disfrutar el momento y hacerlo pronto, porque, de lo contrario, el destino puede interponerse.

2 comentarios en “Entre el posible ateísmo de Bellamy y los chapuzones de Wolstenhome

Opina en Radiolaria

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s