El hombre que se dejó morir en una montaña nevada

jamesTras servirse una taza de té, Tim Booth le contó a una periodista de la revista Pulse la historia más especial de Whiplash, uno de los álbumes más sólidos y elogiados en la carrera de James y que se lanzó en 1997.

Se trataba de las entrañas de “Blue Pastures”, un corte sereno cuyos primerísimos sonidos fueron improvisados en las sesiones de Laid (1993), pero después fueron olvidados y abandonados sin uso ni fruto. Nada… hasta que fueron retomados para el siguiente álbum. No obstante, lo verdaderamente peculiar de la canción está en el origen de su letra.

“No sabía con precisión sobre qué estaba escribiendo, si acaso sobre alguien que salía a caminar, se recostaba en la nieve y después moría”, reveló Booth, vocalista y líder de James.

“Luego, días antes de grabar la canción, el mentor de mi mejor amigo salió a caminar, se recostó sobre la nieve y se dejó morir”.

Increíble, pero cierto. Aquel hombre jamás había escuchado la pieza de la banda de Manchester cuando decidió acabar con su vida de tal modo, acostado y congelándose en una de las montañas de Lake District, lugar al norte de Inglaterra conocido vulgarmente como The Lakes. No era una improvisación del individuo, ya que años antes, en Australia, también se había internado en las montañas con el mismo propósito, sólo que el deseo suicida no se le cumplió. Durante la noche, la temperatura subió y, al momento de despertar por la mañana, un sol radiante y espectacular le confirmó que seguía vivo.

I’m walking to the sound of distant bells, so peaceful I don’t know who I am, and just when I think it’s clear… it turns all grey again, and I wonder who will find me in the snow.

Pero las historias fascinantes alrededor de “Blue Pastures” no terminan ahí.

“Me las arreglé para contarle esto a una mujer que padece sordera, con quien he tomado sesiones de baile, y ella me dijo que le encantaría escuchar la canción, así que la senté entre dos grandes bocinas con el volumen al máximo, mientras yo le cantaba a centímetros de su cara, con el fin de que pudiera leer mis labios. Increíble… mientras eso sucedió, pudo sentir las vibraciones y rompió en llanto”, confesó Tim.

Milagros, convicciones, muertes… y una canción alejada de la radio comercial y de los singles… como aquel hombre que quiso alejarse del mundo y de la vida.

5 comentarios en “El hombre que se dejó morir en una montaña nevada

  1. Más que triste me pareció algo pacífico la manera en que ese hombre decidió dejarse ir, mas que como un suicidio creo que lo veo como una forma pacífica y tranquila de partir, quizás no con las mejores razones pero me suena a algo pacífico
    Como siempre, James hace cosas geniales
    me encantan

    Tqmmm

Opina en Radiolaria

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s