La aceptación incondicional de ‘Sweet Surrender’

sarah-mclachlan-li296You take me in, no questions asked, you strip away the ugliness… that surrounds me. Are you an angel?, am I already that gone? I only hope that I won’t disappoint you…“.

Estas líneas forman parte de “Sweet Surrender”, el sencillo que lanzó la canadiense Sarah McLachlan el 10 de marzo de 1998 como segundo extracto de Surfacing, trabajo que eventualmente fue certificado multiplatino, mereciéndole alabanzas casi unánimes y un relanzamiento en su carrera.

El dinamismo de la melodía no sólo embonó a la perfección en los ritmos electrónicos de la época, sino que recobró fuerza tres años después a través de la remezcla del holandés DJ Tiësto, lo que la devolvió a los charts en Estados Unidos de manera inesperada.

“‘Sweet Surrender’ llevó mucho tiempo en su composición. Su origen está en Las Vegas, donde se dio una historia bella y trágica entre dos personas que eran simplemente patéticas, pero que se aceptaban totalmente tal cual eran, con las cosas buenas y las negativas”, dijo McLachlan en la emisión Storytellers.

“De eso se trata la canción, de aceptar las cosas feas de las personas y ser capaces de apreciar el hecho de que alguien puede amarte con todo y esos aspectos feos, especialmente cuando crees que no eres adorable en lo absoluto”.

Sarah, entonces llegando a los 30 años de edad, nunca especificó si las letras de la canción eran autobiográficas.

En el momento en que “Sweet Surrender” fue lanzado como single al mercado, la canadiense llevaba 13 meses de matrimonio con su baterista Ashwin Sood, con quien se casó en Jamaica. La pareja tuvo dos hijos, pero McLachlan anunció el rompimiento conyugal en septiembre de 2008.

En una entrevista con Billboard.com, la artista reconoció el dolor que le provocaba el fin del lazo con su marido, y aceptó que dos de sus nuevas canciones, “U Want Me 2” y “Don’t Give Up on Us”, provenían de tal quebranto, de un tiempo de tristeza e impotencia.

Se habían extinguido los años felices y la aceptación incondicional.

3 comentarios en “La aceptación incondicional de ‘Sweet Surrender’

Opina en Radiolaria

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s