Brasil no es como lo pintan, según Sepultura

max-cavalera-1En su “época Cavalera” la banda brasileña Sepultura demostró su ira en contra de ciertas fuerzas del orden de su propio país.

No fue necesario replicar los ataques que otras agrupaciones metaleras le dedicaban al régimen de Estados Unidos. Acá, el cuarteto invertía suficiente tiempo en críticas punzantes al sistema penitenciario local.

On the radio, another homicide, inmates suffocate in jail, severed heads of revolt, I wish I’d never been born”.

“Murder”, tema compuesto por Max Cavalera y colocado en el cuarto peldaño de los nueve tracks que integraban el disco Arise, publicado en 1991, era sólo uno de esos cortes que ejemplificaba tal postura.

“La letra es acerca del sistema penitenciario de Sudamérica, y en particular el de Brasil. Si pensaban que el apartheid era exclusivo de Sudáfrica, necesitan echarle un vistazo al interior de una prisión brasileña. ‘Murder’ es exactamente lo opuesto a lo que uno cree que es Brasil”, dijo Cavalera en una entrevista con la revista Aardschok.

“Brasil no es solamente sol, playa y mujeres hermosas”, expuso el nativo de Belo Horizonte que cinco años después terminaría su relación con el grupo que él mismo bautizó.

Encontronazos de Max con la policía sudamericana no son novedad, y de hecho se recuerda un incidente durante un concierto de 1992 en el cual el músico fue acusado de haber pisoteado la bandera brasileña en el escenario.

“Fui arrestado por cometer un acto de terrorismo contra Brasil. Llegó al punto de que recibí una llamada de alguien de Nirvana, creo que Dave Grohl, quien me preguntó que porqué había cagado sobre la bandera. Escaló de pisar a escupir a mear a cagar sobre ella.  Me tuvieron horas en custodia. Fue un invento de la policía. Quizá todo se debió a que, en una de las canciones que tocamos, hicimos gritar a 100,000 personas ‘Fuck the police!‘”.

Cavalera debió referirse a “Anticop”, otro de los tantos misiles en contra del régimen, del sistema y del Brasil que no tiene que ver con sol, playas y mujeres bellas.

Y tal vez no mintió.

En 2010 el periódico Folha de São Paulo publicó que en una prisión del Estado de Espíritu Santo 270 presos se hacinaban en un espacio planeado para 50, donde se las arreglaban para dormir, comer y hacer sus necesidades, desatando un olor “repugnante”. La proporción a nivel nacional era de 470,000 presos donde sólo cabían 300,000.

Ese mismo año, la ONU denunció que las cárceles brasileñas eran nido de torturas, hacinamientos y mantenimiento de detenidos en sitios irregulares.

2 comentarios en “Brasil no es como lo pintan, según Sepultura

  1. El hacinamiento es una violación de los derechos humanos, muchos presos brasileños duermen en el piso y, en los casos más extremos, como algunos documentados en el estado de Espíritu Santo, a colgarse del techo cuando no hay más lugar en el suelo, comen mal y no tienen agua caliente, ni se les facilitan colchones o jabón para bañarse.

  2. Pues este no me fascina como canta con su voz de Homero Simpson en versión reductive pero si me gusta que haga lo que muchos deberían hacer que es decir lo que no les parece del sistema jmmmmmm

    Muy bien

    Tqmmmmm!!!

Opina en Radiolaria

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s