Un flamante gay en Nueva York

quentin-crisp_webMucho se podrá discutir si es la mejor canción o no de Sting, pero lo que pocos pueden debatir es que “Englishman In New York” es un tema delicioso como casi ningún otro en la brillante carrera de Gordon Sumner.

Lanzado como single en 1988 y aderezado con el saxofón de Branford Marsalis, el tema está inspirado en Quentin Crisp, celebérrimo actor, escritor, cuentahistorias y modelo artístico que se volvió un símbolo de la homosexualidad en la década de los 70, especialmente tras la publicación de sus memorias The Naked Civil Servant, obra en la cual desafió de manera contundente los cánones de la época. Esto, entre muchas otras cosas, llamó la atención del otrora líder de The Police.

“Quentin es un buen amigo y alguien a quien admiro demasiado porque lo considero uno de los hombres más valientes que he conocido. Ha vivido apegado a sus convicciones en una sociedad viciosa y malévola, pero es un héroe en una manera femenina. Por eso es una canción acerca de las cualidades femeninas que pueden darse en un hombre, sin que eso implique algo negativo”, le dijo Sting a la revista Timeout en 1987.

El músico conoció al icono gay en Nueva York, adonde éste se había mudado en 1981, cuando tenía 72 años de edad. Crisp se alojó en un departamento en la zona del Bowery para alejarse en definitiva de su país natal. Se le recuerda afirmando que “Inglaterra es un error” y que, para su muerte, deseaba ser metido en una bolsa negra de basura y dejado junto a todos los demás desperdicios en una calle del East Village.

“Era abiertamente gay cuando eso era no sólo peligroso, sino también algo que iba contra la ley. Luego se mudó al Bowery, ese rudo barrio de Nueva York y retó a muchos caminando sin complejo. En la canción intenté capturar los elementos multiculturales de esta ciudad. Escuchas jazz en una esquina, rock en la siguiente y después alguien hace sonar el hip hop a todo volumen en su coche. A Quentin le gusta mucho la composición, me llama ‘Mr. Sting'”, explicó el artista en Independent On Sunday, en 1994.

Amante de la ironía, resultó curioso que, a pesar de su añoranza de morir en Nueva York y lejos de tierras inglesas, la huesuda sorprendió a Quentin Crisp el 21 de noviembre de 1990 en Manchester, una de las ciudades menos sofisticadas de Europa. “Un error cósmico”, concluyó al respecto el periodista norteamericano, Jody Rosen.

Al final, Sting aclaró que el tema no buscaba defender a los gays, sino reafirmar la convicción de ser uno mismo.

5 comentarios en “Un flamante gay en Nueva York

  1. Siempre creí que el tema trataba sobre sentirse extranjero en un lugar ajeno, al final de cuentas parece que la canción trata realmente sobre eso. Gran disco ese de …Nothing like the sun, a su vez, un titulo inspirado en la obra de William Shakespeare.

  2. Me encanta! no sabía esa tampoco pero ese es el tipo de persona que me gustaría ser, o más bien el tipo de libertad que me gustaría tener, yo creo que ya tengo mucha de la que deseaba pero nunca es suficiente en esta sociedad, un personaje como ese suena exquisito en verdad, hoy en día es fácil ser así, pero en esa época, en verdad lo admiro

    Tqmmm
    Me encantó!!!

Opina en Radiolaria

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s