Kraftwerk y el robot sin piernas que se enamoró del ciclismo

3684193654_917c89f523¿Se imaginan un concierto de música electrónica en un velódromo?

Para una banda como Kraftwerk algo así resulta lógico.

Una entrevista lograda por la BBC en 2009 mostraba las imágenes del concierto del cuarteto alemán al interior del Velódromo de Manchester, en el National Cycling Center. Ahí, sonaron por supuesto las notas computarizadas de “Tour de France”, uno de los éxitos más grandes de esta banda sin la cual sería difícil imaginar la existencia de Gary Human, Pet Shop Boys o Depeche Mode. Y todo… porque Kraftwerk no sólo estuvo en el comienzo. Fue, de hecho, el inicio de todo.

“Kraftwerk es una banda europea con pasaportes alemanes y damos un tour por el mundo. Creamos música desde un punto cero”, le dijo el robot programado de Ralf Hütter a la cadena británica en una de las pocas entrevistas concedidas por la banda en aquel año. Sí, lo dijimos bien, el robot de Ralf, uno que, por cierto, tiene movimiento, pero carece de piernas.

“Los viajes y la monotonía son inspiración para nuestra música”, añadió el hombrecillo sin mover los labios.

Y mientras sonaba “Tour de France” en aquel show del velódromo, aparecieron de pronto cuatro ciclistas, enfundados en el uniforme nacional británico, haciendo rodar sus bicicletas alrededor de la zona de butacas en la cual se adaptó el recital. No eran unos improvisados, eran ni más ni menos que Ed Clancy, Jamie Staff, Jason Kenny y Geraint Thomas, equipo que consiguió la medalla de oro en los Juegos Olímpicos.

“Fue una sesión de entrenamiento más divertida de lo normal”, dijo uno de los ciclistas sobre aquella histórica velada musical del 2 de julio de 2009.

La leyenda urbana dicta que Hütter, el robot fundador de Kraftwerk, es un grandísimo fan del ciclismo, a tal grado que solía bajarse del autobús de la gira a 100 millas de cada destino, con el fin de tomar su bicicleta y andar en ella el resto del camino.

Vaya paradoja. Un robot sin piernas demostrando su amor por el pedaleo.

5 comentarios en “Kraftwerk y el robot sin piernas que se enamoró del ciclismo

  1. Los viajes y la monotonía? mmmm eso me suena hermoso! su música quizás no me encante pero esa frase la amé, monotonía y viajes, la belleza de la vida para mi jmmmmmmmmmm

    Tqmmmm

Opina en Radiolaria

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s