Condemnation

condemTodo sucedió al interior de un pequeño garage color blanco, con techos bajos y corrientes de aire frío, con varias estructuras de metal que provocaban un eco muy particular y al mismo tiempo una atmósfera única.

Justo ahí, en alguna mañana de 1992, el barbón y escuálido Dave Gahan entregó la interpretación de su vida: “Condemnation”.

Cuando el tipo se quitó los audífonos y salió de la cabina de grabación, todos en el cuarto de control permanecieron callados e inmóviles, hasta que de repente el productor Flood gritó: “¡Fue impresionante!”.

“Luego Alan Wilder dijo… ‘Es probablemente tu mejor interpretación en la vida’. Y creo que sí, lo fue. Por dentro me estaba quebrando, pero al mismo tiempo sentí emoción y optimismo”, recordó Gahan.

Se trataba ni más ni menos que del tema que, por un lado le llenaba el alma a la versión más junkie de Dave y que, por otro, había mantenido con vida a la banda de Basildon. Esto porque el propio frontman, harto del sonido perfecto, controlado y en extremo aseado de Violator, había advertido en la Navidad de 1991 que si los nuevos demos de Martin Gore no eran radicalmente distintos, él se separaría en definitiva del núcleo Mode. Por fortuna, las maquetas de “Condemnation” y “I Feel You” fueron las primeras que escuchó, y ambas le volaron la cabeza.

Así pues, había futuro. ¿De qué tipo y a qué costo? Eso no importaba antes de la realización de Songs Of Faith And Devotion. El mundo entero esperaba la consolidación de la banda tras el World Violation Tour, así que había que cumplir… y en aquella casa madrileña, adaptada como estudio, se creaban las piezas perfectas para un porvenir dantesco, el de los siguientes dos años.

En cuanto a las sesiones de “Condemnation”, la encomienda era mejorar el sonido gospel del demo, así que tanto los Mode como Flood intentaron conservar por todos los medios un efecto del tema tocado al interior de una habitación. Así que la idea fue juntarse todos y producir sonidos distintos al mismo tiempo.

“‘Fletch’ le pegaba a un estuche con un palo, Flood y Dave aplaudían, yo golpeaba un tambor y Martin tocaba el órgano”, explicó Alan Wilder, según el autor Steve Malins.

Al escuchar el resultado, quedó un embrión muy básico, pero suficiente para permitir que el hombre de los varios tatuajes se encargara del resto. Su vida, entonces, era como la de un leopardo en plena huida: vertiginosa, descontrolada, caótica, pero muy emocionante. Un matrimonio roto y una infancia lejana, una nueva vida junto a Theresa Conroy y una oferta de heroína en cada esquina. Todo esto se verían reflejado en su voz y en las noches del Devotional Tour, el enfermo recorrido que colocaría al cuarteto al borde del abismo y al artista mordiendo las mejillas de la muerte.

“Debí haber estado en un espacio de inmenso dolor en mi vida como para interpretar una canción como ‘Condemnation’. Le exigí todo a mi cuerpo para sacar algo de tal nivel”, confesó Dave, a quien justo en esa época le quedaban escasos 4 años de vida.

En 1996 nacería un nuevo hombre, uno sin barba ni melena, sin condenas ni más deseos suicidas.

Anuncios

12 comentarios en “Condemnation

  1. “Condemnation” fue una de esas canciones que descubrí hasta que vi el Devotional. La sigo escuchando y sigue provocando el mismo efecto que la primera vez, emocionalmente desgarradora. Sin duda, la canción que mejor ha interpretado Gahan.

    En el “Delta Machine Tour”, esta canción ha regresado, ahora interpretada por Gore. Me encantaría escucharla y cantarla en vivo.

    Grandísimo texto y qué mejor que leerlo mientras se escucha esa versión del Devotional Tour en Londres.

    Abrazo, Devotee.

  2. Para mi no es la mejor canción interpretada por Gahan. Sí la que abrió su espectro vocal y la que permitió que escucháramos cosas tan buenas en Soulsavers y en Delta Machine

  3. Woau, tremendo post, me emociona de solo imaginarme la situación. Siempre pienso en la intensidad de todos esos años para la banda, desde el 87 con Music for the Masses, Violator en los 90 y el SOFAD en el 93 luego el Ultra…increíble, no se como siguen con vida estos tipos, evidentemente el que no se fue tuvo que morir para resucitar.

    Abrazo.

  4. mi bello Gahan tan luminoso que para esos tiempos su energia era demasiado para el, ahora como el ave fenix revuela cada vez que regresa al escenario por esto y por mas lo admiro como cantante y ser humano……DIos te cuide

  5. NO sólo Condemnation es una gran canción, sino todo el SOFAD y, en mi opinión personal, DEVOTIONAL TOUR ha sido uno de los mejores conciertos que DEPECHE MODE nos ha regalado a lo largo de su trayectoria. Es duro y lamentable el aprendizaje que trajo consigo…, pero a veces necesitas contar historias de tu vida y su interpretación nos permite visualizar ese medio.

  6. A mi casi todas las historias que tienen que ver con esa época de Depeche se me hacen muy interesantes pero fuertes a la vez, esta se me hace buena por que aún no narra lo más fuerte que venía después pero me imagino la satisfacción que sintió después de haber hecho esa canción, es de esas veces que creo que sientes que puedes sacar lo mejor de ti en una época y lo haces y te sientes que es de lo mejor que hay en el momento, seguro así sintió el en esos días

    Jmmmm, muy bien, por que a mi se me hace de las mejores canciones que han hecho, que por cierto, deberían tocarla mucho más seguido por que es buenísima

    Tqmmmmmmmmmmm!!!

Opina en Radiolaria

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s