‘Alguno de nosotros pudo haber muerto en aquel tour’

axl liveFue Matt Sorum quien, con un golpe al platillo de su batería, puso punto final a “Paradise City” el 17 de julio de 1993, ante 80 mil fans entregados a Guns N’ Roses, en el Estadio Monumental de River.

Después de aquel momento, catártico desenlace del Use Your Illusion Tour, la formación de Axl Rose, Duff McKagan, Slash, Dizzy Reed y el mencionado bataco jamás volvió a actuar sobre un mismo escenario.

Acaban de cumplirse 20 años del suceso y el ala de fans de los tiempos añejos de la banda prefiere festejar esos ayeres que mirar de reojo a la versión actual de Guns N’ Roses.

Y hablando del pasado, aquella gira de GN’R fue un monstruo, incluyó 192 shows y fue vista por 7 millones de asistentes entre 1991 y 1993.

Hace poco el propio Sorum me contaba sus memorias y anécdotas con respecto a lo que fue un paseo de locura de 26 meses, con estadios repletos y a sus pies, retardos de más de dos horas de Axl y un repertorio que éste decidía incluso minutos antes del show, sin avisar a nadie. La banda merodeaba el cielo y el infierno en un mismo concierto. La calma era decapitada en cada recital. Oda al exceso.

“Había caos en el escenario, mucha confusión, no teníamos una lista de canciones, y con señales sabíamos lo que venía. Si Axl agarraba un silbato es que estaba por iniciar ‘Nightrain’, y si usaba una chamarra específica, era la señal de otra canción. Las primeras dos de la noche no las conocíamos sino hasta faltando dos minutos o menos. Sólo sabíamos que ‘Paradise City’ era el final, pero ¿te imaginas ciego entre la primera y la última canción?”, me decía Matt mientras ordenaba café en un Starbucks de Los Angeles, lejos de aquellas épocas en las cuales jamás habría podido pasear así.

“Hubo mucho alcohol y droga, fue una época realmente tóxica. La gira fue gigantesca, demasiado larga y, en retrospectiva, fue el tiempo más químico de mi vida. Estábamos encendidos todo el día, éramos jóvenes y no sabíamos controlar el clásico ‘live hard and die young‘. Por suerte ninguno de nosotros murió, pero la posibilidad existió, sí, alguno realmente pudo haber muerto en aquel tour”.

Pasado el tiempo, los libros rescatan esa frenética odisea y los cementerios aún aguardan por el primer Guns (o ex Guns) que quiera descansar ahí.

3 comentarios en “‘Alguno de nosotros pudo haber muerto en aquel tour’

Opina en Radiolaria

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s