El rock es… tan fácil

guns21Cars are crashin’ every night, I drink n’ drive everything’s in sight, I make the fire but I miss the firefight, I hit the bull’s eye every night…”

Si hay una canción brutal, vehemente e incontenible que refleja la forma en que los chicos de Guns N’ Roses vivían cuando la banda estaba casi en fase embrionaria, esa es “It’s So Easy”.

El primer sencillo del álbum Appetite For Destruction, editado oficalmente el 15 de junio de 1987 en Reino Unido, es un fiel testimonio de la aventura rockanrolera en las calles de Los Angeles, ciudad en la que la pandilla encabezada por Axl Rose colocó su juventud al límite… y un poco más allá.

“Es un testimonio de la época por la que yo y él (West Arkeen) y el resto de la banda de algún modo atravesamos. No teníamos dinero, pero teníamos muchos amigos y chicas con quienes convivíamos”, contó Duff McKagan a Hit Parader en 1988.

“Las cosas eran muy fáciles, había un vacío, algo muy fácil”.

Fue justo el bajista quien escribió las letras de la pieza junto a su amigo Arkeen, considerado por muchos fans como el “sexto integrante” del grupo y quien, a los 36 años de edad, murió en 1997 por una sobredosis “accidental”, según reportes médicos. El nacido en Francia no era cualquier allegado a la cuadrilla, en realidad West colaboró en varios cortes de Guns a lo largo de los años y fue bien valorado por tal complicidad que derivó en grandes composiciones como “Yesterdays”, “Bad Obsession” y “The Garden”.

“Él era el único que siempre estaba cerca cuando cualquiera de nosotros necesitaba algo; durante un tiempo él fue el único individuo en quien verdaderamente confiamos”, dijo Slash en una entrevista publicada en 2007.

Como dato curioso, en octubre de 1988, durante la grabación del video de “It’s So Easy”, el legendario David Bowie se apareció en el set donde trabajaba la banda y, de acuerdo con un texto de la revista Rolling Stone, el llamado “Camaleón” le puso demasiada atención a la entonces novia de Rose, Erin Everly: “Axl lidió con la situación en la forma que se esperaba, golpeando al Duque Blanco y expulsándolo de la locación. Bowie pronto se disculpó y ambos terminaron saliendo a una larga noche de borrachera en el China Club.

Tal cual dictan las sagradas escrituras del rock, todo es así de fácil: un puñetazo, una reconciliación y una estupenda velada de tragos para dos almas en busca de diversión.

2 comentarios en “El rock es… tan fácil

Opina en Radiolaria

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s