Las noches rojas de Bryan Adams y la dulce Cecilie

bryan ad 1996En 1996 Bryan Adams traía actitud desparpajada, pinta de rudo, ojos delineados y cabello más largo, así que afirmar que la prensa de entonces estaba más interesada en sus nuevas composiciones que en sus aventuras sentimentales o sexuales era un acto de entera insensatez.

Específicamente el 17 de agosto de aquel año el canadiense ponía en órbita el single “Let’s Make a Night to Remember”, una balada calentorra de poco más de seis minutos de duración que hablaba de un romance rojizo, alineada al 100 por ciento al arpón seductor del cantante. Por ende, la pieza se situaba al alcance especulativo de los medios, siempre al asedio de la vida íntima del dandy de Ontario, quien por aquel entonces cumplía cinco años de relación con la modelo danesa, Cecilie Thomsen.

La veinteañera ya había sido expuesta por Adams en el video de “Have You Ever Really Loved a Woman” (1995), y ahora repetía a cuadro en este segundo esfuerzo promocional del paquete 18 til I Die.

“Ella es hermosa, alguien ideal para estar contigo”, reconoció casi a regañadientes un parco Bryan cuando fue abordado sobre sus motivaciones líricas en una conversación con Adrian Deevoy. Y con tan escuetas respuestas, fue difícil que el norteamericano confesara que la composición estaba inspirada en Cecilie: “N’ I love the way ya dance your slow sweet tango, the way ya wanna do everything but talk, and how ya stare at me with those undress me eyes, your breath on my body makes me warm inside…

Pero semejantes letras parecían dejar en evidencia sus impulsos.

“El orgasmo femenino es misterioso, por eso sigo insistiendo (risas). Las mujeres son fascinantes y el sexo para un hombre es diferente. Para nosotros es posible tener un acostón sin modificarnos las emociones, es el sexo y ya. En el caso de ellas lo veo distinto, aunque no puedo hablar en su nombre. Debe ser una experiencia muy fuerte tener a un hombre dentro. Es algo interno, profundo, hasta espiritual”, admitió Adams.

“El sexo debería ser divertido. Se requiere un poco de sentido del humor, sí hay que ser apasionados, pero uno debe reír de igual modo. Esa combinación me parece sexy, no soy afecto al lado simplemente serio del sexo”.

Las malas lenguas dicen que Bryan perdió la virginidad a los 13 años y poco después se enroló en su primer noviazgo formal, el cual duró un lustro. Tiempo después se enteró de que aquella chica del pasado, de quien recuerda un cuerpazo y un aroma cautivante, se había convertido en madre y llevaba una vida apacible en Virginia. Él, en tanto, se había vuelto un rockstar vendediscos al que a menudo la prensa asoció con mujeres atractivas de la farándula y hasta de la política, como la mismísima Princesa Diana.

“Soy un libro muy fácil de leer, no soy complicado y me gusta mantener mi vida simple”, dijo el cantante al que es difícil hallarle una canción que no contenga la palabra love, aunque él no precisamente acredite esto: “Mi novia Cecilie se reiría de eso. Piensa que soy el hombre menos romántico que ha conocido”.

En 2002, después de terminar su noviazgo, la propia Cecilie declaró al Daily Mail que Bryan le había sido infiel con la Princesa Diana en aquel 1996, justo en los meses en que el canadiense charló con Deevoy y “Let’s Make a Night to Remember” invadió las estaciones de radio.

“Quise hacerlo feliz y ser una buena novia, me comprometí mucho, pero a medida que pasó el tiempo, me fui perdiendo a mí misma. Me tomó tres años dejarlo”, confesó la danesa.

Así se esfumaron las noches rojas de los dos tórtolos, artífices de una pegadiza y sensual canción que en directo siempre se embolsa alaridos y permite volver atrás en el calendario para recordar a aquel músico que bajo las sábanas encontraba su punto de ebullición… y de inspiración.

Anuncios

3 comentarios en “Las noches rojas de Bryan Adams y la dulce Cecilie

  1. Así que Diana también tenia su lado rojo eh? Bueno, siempre tendrá misterios esa mujer pero siempre la adoraré
    Eso si, lamento que le pasara esto a la danesa, la verdad se ha de sentir horrible. No me lo hubiera imaginado de Bryan! se me hacia muy buen chico, o bueno quizás lo es solamente que se descontrola como muchos lo hacemos

    Tqmmmm!!!

Opina en Radiolaria

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s