El perro que mueve la cola… mientras va al matadero

yorke1This machine will not communicate, these thoughts and the strain I am under, be a world child, form a circle before we all go under.

Alguna vez, Thom Yorke dijo que “Street Spirit (Fade Out)” era su canción más pura… y que se escribió sola.

Ciertamente este clásico de Radiohead, lanzado al mercado el 22 de enero de 1996, ejemplifica la predilección del hombre del ojo cerrado por las piezas en las que se repite una y otra vez un riff (muy al estilo de Stereolab), pero más allá de su estructura melódica, lo verdaderamente relevante del single de The Bends está en una letra árida que convierte todo en una cama de clavos y en un acantilado emocional. Vaya, es un torpedo dirigido al alma y a ningún otro objetivo.

“¿Sabes? creo que jamás me atrevería a componer algo tan desolador. Nuestras canciones más tristes tienen al menos un atisbo, una mínima posibilidad de resolución, ‘Street Spirit’ no concede salida. Es el túnel oscuro sin luz al final del mismo”, confesó Thom.

El mismísimo flaco admitió que, ante tan desalentadora y alicaída composición, decidió apartar su radar emocional de la misma porque, de lo contrario, quedaría destrozado y expuesto en pleno escenario. El cínico torturado temiéndole a su propio Frankenstein.

“Nuestros fans son más valientes que nosotros al permitir que la canción los penetre, o tal vez lo que sucede es que no se dan cuenta de lo que están escuchando, no saben que ‘Street Spirit’ habla de tener al diablo frente a ti y saber que, hagas lo que hagas, él reirá al final. Por eso la tocamos al final de nuestros conciertos. Me duele cada vez que la toco y veo a miles de personas sonriendo, inconscientes de lo trágico de su significado. Es como cuando vas a sacrificar a tu perro y él va meneando la cola en el camino. A eso se parecen todos ellos, y me rompe el corazón”, dijo Yorke.

Si alguna vez Thom le tomó las medidas al sufrimiento, todo parece indicar que en “Street Spirit” el sastre perdió el control, erró en el cálculo y se pinchó con los alfileres. Porque ha dolido de más y porque, mientras miles la gozan en directo y mueven y mueven y mueven la cola, su creador la padece… aunque niegue rotundamente su autoría. Infortunios de un ser que durante dos décadas se ha convertido en depositario de alabanza y adoración.

“Desearía que esa canción no nos hubiese elegido como catalizadores. Yo no la escribí”, insistió el hombre del párpado caído.

No ha nacido el fan de Radiohead que esté de acuerdo y añore lo mismo que el genio.

7 comentarios en “El perro que mueve la cola… mientras va al matadero

  1. Me gustaba Radiohead cuando escribían canciones.
    Ahora hay cacharros estropeados que suenan igual de bien.
    Desde OK Computer, comenzó una lenta y clara caída, grandes temas entre otros que no aportan nada.

    1. Me gusta la opinión anterior porque tiene nociones de lo que yo mismo comparto en la historia reciente de RadioHead, pero quisiera que ahondara mas en cuales son los grandes temas y los que no aportan nada. Nombres, nombres…

    2. Bueno, OK Computer fue su tercer y seguramente mas reconocido disco por la melomanía internacional, pero luego de él vinieron obras brillantes, no tan completas tal vez, pero de una calidad de composición y sonoridad como pocas bandas alternativas lograron en 20 años.

  2. Es lo más parecido a un viaje a otro mundo o otro estado; por eso creo que dice que no hay escape en ella, mientras en las otras canciones podemos idealizar una resolución feliz y pacifica en Street Spirit se juega con otras facetas. Capa sobre capa. Así lo siento y es algo que pocos pueden materializar

  3. Street Spirit ! Un de las tantas joyitas que tiene Radiohead. Estoy de acuerdo a lo que dice Thom, es una de las canciones mas tristes que tienen y hay gente que ni sabe a lo que se refiere. Este tema y How To Disappear Completely me transportan hacia otro entorno. En pocas palabras, un gran tema!

  4. Nada para agregar después de escuchar esta canción, quien lo hace concentrado y pensando en ella sin duda su entorno cambia, eso es lo misterioso de esta canción, potenciar lo trágico de una forma dramáticamente dulce. Le creo a Thom cuando dice que él no la escribió. Una de sus mejores obras, con una letra hermosa cuyo final pide que sumerjas tu alma en amor. Para quienes no la puedan escuchar sin que les baje el azúcar, hay una versión de remix Funkagenda muy buena.

    Abrazos, excelente el post.

Opina en Radiolaria

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s