Tarzán y el mimo

Jimmy_McShane_Baltimora_Promotional_Photo_1987En las discotecas ochenteras, tupidas de rosas chillantes y azules eléctricos, el grito de Tarzán -conocido por otros simplemente como el llamado de la selva- retumbaba de lo lindo los viernes y sábados de interminable juerga.

Y todo por culpa de Baltimora, una formación electrónica a cargo del productor Maurizio Bassi. Un proyecto italiano que, como tantos de la década, halló notoriedad exprés, dos que tres shows televisivos interesados en su oferta y dinero fácil. Éxito demasiado rápido, cese demasiado rápido. Una estrella que, pese a ser fugaz, permaneció en el disco duro de los chicos de una generación entera a la que todavía hoy, entre canas y arrugas, le nutre meter reversa en el tiempo.

En abril de 1985, su simplón pero embriagante primer single, “Tarzan Boy”, salpicó cuanta estación de radio había al servicio del pop. Y pronto, el contagio entre programadores y patronos de las radiodifusoras propició que la pieza, remojada en el género italo-disco, llegara a la cima de los padrones de popularidad en Bélgica, España, Países Bajos, Francia y Canadá, además de agenciarse el tercer lugar en Reino Unido y el decimotercero en el Billboard Hot 100. A esto habría que sumar una alta exposición de su videoclip en MTV, donde el maquillado frontman norirlandés de Baltimora, Jimmy McShane, se contoneaba cual culebra dentro de un holgado atuendo en tonos blanco y café. Un fogonazo a la vista.

“Me inicié como bailarín a los siete años, luego abandoné Irlanda y me fui a Londres a estudiar teatro, donde aprendí a bailar mejor y a cantar”, le dijo Jimmy a Dick Clark cuando debió actuar en el programa American Bandstand como parte de la promoción del álbum Living in the Background. “Actuar”… porque en realidad McShane se dedicaba a hacer mímica. Desquitaba su salario cadereando como un tipo hipervitaminado ante las cámaras, sonriente y gesticulante detrás de esos anteojos que parecían haber sido sumergidos en colorante. En el mejor de los casos el británico pegaba el grito de Tarzán, pero esto, con garganta sana, cualquiera puede hacerlo.

Aun en la era de la dictadura synthpopera, la banda no volvió a crear sencillos de alto voltaje como “Tarzan Boy”. Desanimado al mirar el declive de las cifras, Bassi desmembró el proyecto en 1987. A Cenicienta le había llegado la media noche.

Una década después de la gloria, McShane falleció por complicaciones asociadas al SIDA sin que muchos se enteraran. No sólo apilaba 37 años de vivencias cuando su reloj biológico se detuvo, también se llevó a la tumba ese gran secreto de ser el mimo de Baltimora. Con sarcástica seriedad, esto fue revelado por el productor Tom Hooker tiempo después, cuando ya nadie podía llevar a la hoguera al infractor: “Hay mucha mierda en el negocio y muchos no desean molestar a sus fans para no sacrificar la venta de discos. Ya no me importa, digo la verdad como es. Baltimora era el canto de Maurizio Bassi y no la imagen que murió de SIDA años más tarde. Milli Vanilli no eran cantantes reales, los Village People, Boney M. en los años 70 era un grupo de imagen. Yo no inicié esto. Se trata de adultos tratando de hacer negocios.”

Más allá de la controversia que jamás estalló, todavía en nuestros tiempos “Tarzan Boy” es pegajosa gracias al molde que desde 1985 han abrazado con fruición los viciosos de la electrónica. Desde aquellos tiempos en que asistían a la disco para hacer el llamado de la selva a coro con McShane.

Corrección: a coro con Bassi.

Night to night, gimme the other, gimme the other, chance tonight, gimme the other, gimme the other…

Anuncios

11 comentarios en “Tarzán y el mimo

  1. Uy , es la primera vez que veo que usan a alguien para un video, o en general para ocultar la identidad de alguien de una banda pero lo puedo entender en el fondo, pero osea que hacían en los conciertos entonces?

    Muy buena canción! jajajaja
    tqmmmmmm!!!

  2. ORIGINAL(singer) o NO jimmy mc
    shane se hiso de una fama ke subio como la espuma en su estreno de este gran tema ke asi como yo muchos lo han bailado en las discotekas y ke nunca pasara de moda forever mc shane y el genial maurizio bassi(baltimora)y donde estan los demos de esta gran cancion ke rompio eskemas en los 80,s

  3. Pues la canción me encanta, siempre me transporta a la infancia. En el mundo del espectáculo siempre se hacen cosas raras. No se lo tengo en cuenta

  4. Bueh, hoy en día pasa lo mismo pero un poco más disfrazado con tanto plugin y filtro digital. Los monchos no cantan y a la larga lo que haces es mierda pura.

Opina en Radiolaria

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s