El soldado que no quería matar…

2bootsEntrada la noche del 2 de octubre de 1992, con chamarra de cuero y muñequeras blancas, Bruce Dickinson aprovechó una breve pausa en el Palacio de los Deportes de la Ciudad de México. Todavía no se cortaba la melena, así que batalló un poco para que su rostro brotara de entre las cortinas de cabello. Luego ajustó el micrófono y, cuando se hizo el silencio en el domo, comenzó una breve homilía ante 18,000 feligreses.

Iron Maiden había despachado ocho canciones y en la orden del día seguía un tema de Fear Of The Dark, álbum grabado justamente en los tiempos en que los programas de noticias abordaban sin cesar la Guerra del Golfo a la que el dictador iraquí Saddam Hussein bautizó como “La madre de todas las batallas”.

“Esta canción es acerca de algo que seguimos haciendo en la actualidad: desatar guerras, matar personas y mierda y media más. Desgraciadamente quienes inician esto son los políticos y quienes las terminan son individuos ordinarios. Este tema es precisamente sobre una persona común y corriente en la Guerra del Golfo que no desea matar”, dijo el frontman, siempre guiado por un mantra relacionado a la conversación, sea con un amigo en un bar desolado o con las masas en un estadio repleto.

Dave Murray inició a continuación “Afraid To Shoot Strangers” con ese arpegio sofisticado y elegíaco que cimbra los huesos y que poco después se rompe en mil pedazos, dando paso a un clímax desbocado y a un Dickinson rabioso, iracundo, encolerizado, desgañitándose cual soldado trastornado y enloquecido bajo una tormenta de balas. La simulación artística de los infortunios de la guerra.

Con las confidencias líricas de Bruce, nunca han escaseado los clavados de la cosmogonía “maideana” que desean acrecentar la historieta y encontrar la esquina que conecte a una canción con el mundo real. Así, un montón de fanáticos del grupo británico intentó saber por todos los medios la identidad del supuesto soldado que se rehusaba a matar enemigos en el Golfo Pérsico. Sin embargo, buscaron humo, ya que ni el vocalista ni el bajista y jefe, Steve Harris, dieron coba al asunto ni han revelado si se trataba de un caudillo o militar en particular. Y ya transcurrieron muchos años.

El 21 de junio de 2013, Iron Maiden actuó en Graz, en el marco del See Rock Festival. El viejo Dickinson, arrugado pero sonriente, con cabello corto y un elegante saco, sin muñequeras y convertido ahora en empresario y piloto aviador de línea con rango de comandante, se dirigió a la concurrencia austríaca antes de cantar “Afraid To Shoot Strangers” y echó por tierra las elucubraciones y divagaciones que no sirven más que para dilatar el apasionamiento de los fans: “Trata sobre un soldado… cualquier soldado en cualquier época, en cualquier sitio, en cualquier país, simplemente preguntándose a sí mismo si tiene la convicción de cumplir con lo que debe hacerse…”

Palabra del hombre parido por el heavy metal: metáfora adaptada a tantos contextos, a tantas batallas, a tantas refriegas como se quiera, donde lo único relevante es el sinsentido de la guerra. Sí, los devotos buscaban humo, al igual que muchos hombres que fueron enviados a ese conflicto de los años 90… sin conocer ni comprender los porqués.

Lying awake at night I wipe the sweat from my brow, but it’s not the fear ‘cos I’d rather go now…

Anuncios

4 comentarios en “El soldado que no quería matar…

  1. Vaya, hasta que pues me entero de algo coherente de ellos jajaja, la verdad cuando es cosa de guerras, siempre apoyare a quien las pare o haga que no sucedan, esas personas son las que creo que en verdad tienen un valor

    Algunos de verdad necesitan aprender a dejar de hacer estas cosas, por fortuna así como se han ido tristemente los grandes por fin se fué una bruja hace poco, la tal Thatcher horrorosa!

    Tqmmmmmmmmmmmm!

  2. Amo Maiden. Es la banda de mis sueños, sin embargo, la letra no parece ser una apuesta por la paz. Creo que sólo dice eso que dice Bruce: ¿puede un soldado cumplir con su deber? El deber es ir y matar para terminar con “El reino de terror y corrupción” en el nombre de Dios como bien dice la letra. Puede haber un planteamiento ético de si enviar soldados está bien o mal, pero no habla de la legitimidad de la guerra. De hecho, parecería que sí, que legitima la guerra para acabar con esa corrupción y terror. No hay un pronunciamiento en esta letra explícito si se está a favor o en contra. Desconozco si los maiden se pronunciaron en contra de la guerra del golfo alguna vez.
    Me encanta esa canción en particular, amo Iron Maiden y estoy en contra de las guerras como la mayoría de las personas, sin embargo, no parece que sea una letra a favor de la paz y en contra de las guerras. La letra habla de un soldado que tiene miedo a disparar a un extraño, pero que la guerra es necesaria para terminar con el terror, en el nombre de Dios. Una pena.
    Saludos!

Opina en Radiolaria

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s