Aquella pieza que comenzaba con un triste y melancólico… ‘And so it is…”

CloserAnd so it is…

Pocas canciones cuentan con la cualidad de ser identificadas con tan pocas palabras.

Aquí ya se sabe de quién hablamos. Ya sabemos el tono con el cual es expuesto ese primer semi verso empapado de melancolía. Ya “The Blower’s Daughter”, del timidón Damien Rice, se apoderó de los corazones de miles y miles durante la década pasada. Ya incluso asociamos sin problema el tema con el filme Closer, mismo que le sirvió de plataforma definitiva para convertirse en una pieza de culto paradójicamente reconocida en gran parte de Europa y Norteamérica.

Y ya hablar de la forma en que la composición de Rice hace que se quiebren los huesos… sobra. La canción ha sido usada para todos aquellos amores, pero especialmente desamores que han rodeado las vidas de tanto vagabundo del corazón por aquí y por allá.

Aunque estalló en el boca a boca entre 2003 y 2004, el origen de “The Blower’s Daughter” se remonta a septiembre de 2001, tiempo en el que lógicamente todo mundo hablaba de lo que acababa de suceder en Nueva York. Como muchas otras situaciones de la industria musical, el lanzamiento y promoción del primer sencillo en la carrera de Damien fue eclipsado por los ataques del 11-S.

El álbum al que pertenece la melodía se editó en febrero de 2002, en pleno proceso de cicatrización del mundo, y se titula simplemente O. Así, con cursivas.

Pocos saben que Rice dedicó todo ese primer larga duración a su amigo Mic Christopher, quien apenas meses antes había fallecido quizá de un modo absurdo, pero igualmente trágico. Tras una actuación con su banda, bajó las escaleras de un bar, resbaló, se golpeó la cabeza y dejó este mundo.

Mientras todavía muchísimos melómanos asocian sus tormentas del corazón a este corte sin par, Damien, el recatado genio irlandés, aún recuerda el condimento agrio que rodea a toda aquella producción, salpicada de desgracias y caídas, ya fuera por casualidad, terrorismo o mero capricho del destino.

En cualquier caso, el corazón padece y la canción, por ende, funciona más.

5 comentarios en “Aquella pieza que comenzaba con un triste y melancólico… ‘And so it is…”

  1. Me vas a matar pero esta canción me llegó a aburrir de tan overrated que se puso, aunque quizás si la oyera en vivo si sería genial, pero en un coche podría ser un tanto que termine yo con el mismo destino no manches, escuchando algo así y no, osea, te deprimes feo! jajajajaja

    tqmmmmm!!!!

Opina en Radiolaria

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s