Sinéad, del abuso familiar al despertar mundial

“Persiste una buena conexión con las letras y con el trasfondo de la canción. Todavía pienso en mi madre cuando la canto porque me sigue afectando su muerte”.

Así me externaba Sinéad O’Connor su sentir hacia “Nothing Compares 2 U”, con voz serena y muy seria durante la entrevista que le hice en marzo de 2010.

Aquel temazo original de Prince se convirtió en éxito masivo en 1990 al ser interpretado por la irlandesa, catapultado por los rasgos perfectos de su cara radiante y su extrema melancolía en el video que rotó y rotó MTV sin freno en el inicio de la década. Era un testimonio enteramente tridimensional: lírico, visual y sentimental.

Sinéad había hecho suyas las letras porque combinaban con su desgracia familiar y con el recuerdo fresco de su madre, fallecida en 1985 a causa de un accidente automovilístico. Sin embargo, fue justamente su madre a quien Sinéad padeció durante años de un modo muy particular.

De rápido dominio de piano y guitarra en el coro de su colegio, O’Connor tuvo en su adolescencia múltiples fricciones con su antecesora, una mujer alcohólica que abusó sexualmente de ella, hecho por el cual la artista se volvió una feroz activista contra esto en tierras irlandesas.

De tal maltrato maternal emanó su cruzada contra el abuso a menores, apoyándose en las páginas del Reporte Murphy, una investigación solicitada por el gobierno de Irlanda que sacó a la luz los nombres de por lo menos 46 sacerdotes acusados de abusar sexualmente de 400 niños entre 1975 y 2004.

“Sigo en pie de guerra. En tres momentos El Vaticano ha enviado cartas a sus sacerdotes con instrucciones para enfrentar acusaciones de abuso sexual. En Irlanda la primera denuncia se dio en 1917, y para 1922 el problema era tan grande que El Vaticano debió mandar por primera vez esas cartas. La segunda se envió en 1962 y la última en 2001, cuando el cardenal (Joseph) Ratzinger, entonces presidente de la Congregación para la Doctrina de la Fe y actual Papa Benedicto XVI, era parte del encubrimiento institucional”.

Si bien la carrera de Sinéad se derrumbó desde el punto de vista mediático cuando rompió la fotografía de Juan Pablo II en 1992, su cruzada tuvo eco y El Vaticano ya reconoce estos terribles sucesos, al tiempo que la Iglesia en Irlanda y en Sudamérica lidia con miles de acusaciones de abuso sexual.

“El mundo ha despertado y la Iglesia está aceptando su responsabilidad por estas atrocidades”.

Por encima de los pocos discos que vende en la actualidad, la pelona dice haber triunfado.

Anuncios

2 comentarios en “Sinéad, del abuso familiar al despertar mundial

  1. Nunca olvidare lo que hiciste por mi al hacer que me dedicara unas palabras, es una idola para mi tanto como cantante y como persona! la amo, la adoro y la respeto tanto!
    Admiro los huevos que tiene! la amooooooooooo!

Opina en Radiolaria

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s