The Cranberries y la añoranza de alguien

cranbrFría noche del 12 de noviembre de 1994.

En pleno boom de su exitosísimo álbum No Need To Argue, The Cranberries se presenta en el Agora Theatre and Ballroom de Cleveland, Ohio, y ofrece un recital de 18 canciones, entre las cuales figura una novedad.

Una doliente balada titulada “When You’re Gone”, que no se prestaba precisamente a los cándidos bailoteos de Dolores O’Riordan, cautivó de inmediato a los presentes al ser, verso a verso, una canasta llena de lamentos, melancolía y añoranza por alguien.

Entre el citado 1994 y el aún más extenuante 1995 que el cuarteto pasó prácticamente entre aeropuertos y carreteras, la Dolores aniñada que caminaba debajo de un cabello platinado empezaba a padecer largas rachas depresivas a consecuencia de la fama que cosechaba, situación para la cual cumplía el cliché de los exponentes que todavía no abandonan el huevo de la novatez en el demandante cosmos musical: la incapacidad para manejar el éxito en cascada tras sus dos primeros discos. Las portadas, las sesiones fotográficas para un mar de medios, los contratos, los caprichos de los sellos discográficos, la cercanía con los fans, los amarres comerciales y, sí, un matrimonio recién iniciado tras el cual no se dio un solo momento de respiro laboral.

Así, la expectativa con respecto al siguiente trabajo del grupo de Limerick era más que abrumadora y estresante. A ello se sumó el que O’Riordan arrastrara una dolorosa lesión en el tobillo que incluso la obligó a consumir una buena cantidad de tranquilizantes. La angustia, el pesar por ciertas pérdidas y varios temores más se agolparon uno a uno en su interior al paso de los meses, lo que confeccionó un título propicio para la placa que vio la luz en abril de 1996: To The Faithful Departed.

Y, dada su naturaleza nostálgica y de bajos vuelos, “When You’re Gone” fue publicado en como tercer corte promocional del álbum en noviembre, prácticamente dos años después de sonar en vivo por primera vez en aquel pequeño inmueble de Cleveland.

“En los años recientes mucha gente entrañable ha muerto y este disco está dedicado a todos ellos, pero al mismo tiempo se refiere a la pérdida de la inocencia y de la ingenuidad que se enreda con el crecimiento. Es acerca de la pérdida de las personas que te enseñaron a amar”, declaró Dolores, aceptándose orgullosa de su capacidad lírica en aquel tiempo adverso en el que debió enfrentar el tema de la muerte de manera directa.

“Escribí ‘When You’re Gone’ cuando agonizaba mi abuelo, pero después, estando de gira, pensé en mis hijos al cantarla e incluso en mi padre, quien también murió. Cuando interpretas una canción acerca de la pérdida, puede adquirir diferentes significados con base en lo que vives en un momento determinado”, le dijo al portal Songfacts.

El single que según su creadora no implicó demasiadas horas de trabajo llegó a un discreto lugar 22 en el Billboard Hot 100 sin convencer del todo a los mandones de las emisoras en Estados Unidos y Reino Unido.

El baterista de The Cranberries, Fergal Lawler, reveló en su tiempo que existía la intención de hacer de esta composición una gema atemporal semejante a “Linger”. Si bien el intento no tuvo tan altos dividendos como el inolvidable clásico de 1993, la pieza sí logró perdurar y mantenerse en el gusto de los fanáticos a juzgar por la reacción de estos en los recitales que ofreció la pandilla irlandesa en varios tours posteriores.

And in the night I could be helpless, I could be lonely slipping without you, and in the day, everything’s complex, there’s nothing simple when I’m not around you…

Anuncios

4 comentarios en “The Cranberries y la añoranza de alguien

  1. Bendita década de los noventa y benditas estas piezas tan densas de sentimiento y sustancia que quedaron como legado de una época… mi época favorita.

    Pocas voces como la de O’Riordan pueden transmitir tanto… nostalgia, melancolía. Este tipo de letras enmarcan mi creencia sobre la vida como un conjunto de ciclos; ciclos que inician y terminan, personas que van y vienen.

    Esta canción es excelente compañía en una mañana fría y lluviosa de viernes.

    Gracias por compartir… y sí, ¡al fin regresé a Radiolaria!

    Abrazo, Devotee.

  2. Hace años que no oía esta canción, no puedo evitar ponerme demasiado nostálgico al oírla, todavía ni empezaba mi fascinación por ir por Reino Unido jajajaja
    Que buenas épocas
    tqmmmmm!!!!

Opina en Radiolaria

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s