Una canción para los amantes, no para The Verve

richard-ashcroft-song-for-lovers1Urban Hymns. Es de todos conocido el éxito que tuvo aquel disco de The Verve desde su publicación en 1997 y en los años inmediatos.

Sin exagerar, fue el material que le dio fama, proyección y reconocimiento internacional a la agrupación británica encabezada por el flacucho Richard Ashcroft, aun cuando él y sus secuaces ya habían publicado una que otra joya . De hecho, la mayoría de los fans de la desaparecida banda no los conocía hasta antes de que salieran a la luz los violines pegajosos de “Bittersweet Symphony” y el respectivo video en el que el propio Ashcroft camina despreocupado desde la esquina de las calles Hoxton y Falkirk, en el norte de Londres.

Valga decir que el álbum tiene lingotes de oro como “Lucky Man”, “Sonnet”, “This Time” y “Velvet Morning”, pero lo que pocos saben es que una excelente composición se quedó en la ronda de eliminación y selección de los 13 cortes finales. Inexplicablemente, “A Song For The Lovers” no pasó el corte.

Los leales a The Verve reconocen el título de inmediato al haber sido el inicio de la aventura en solitario de Ashcroft en abril de 2000, como primera propuesta de Alone With Everybody.

Al día de hoy, podemos imaginar el monstruo de disco que habría sido Urban Hymns con la inclusión de “A Song For The Lovers”, pero hay otra corriente de melómanos que afirma que aquel material noventero es redondo y perfecto de acuerdo a la selección definitiva. Que juzgue cada fan, según su parecer.

Lejos de purismos, el “tema para los amantes” es excelso, con todo y su video en el cual Richard aparece encerrado en un cuarto de hotel, con el torso desnudo y haciendo en algún momento una misteriosa llamada telefónica que acaba abruptamente con una queja: “It’s been half an hour“.

¿A quién estaba esperando el flaco?

Anuncios

8 comentarios en “Una canción para los amantes, no para The Verve

  1. Ayer escuchaba el disco Urban Hymns, acepto que lo escuche bajo los efectos del LSD y fue lo más maravilloso del mundo. Se ha vuelto un disco entrañable para mí. A pesar de haberlo escuchado infinidad de veces, mi percepción sobre The Verve cambió por completo.

  2. Uno de los mejores discos de la historia con canciones ya inmortalizadas. “Sonnet” me acompaña siempre,”The Drugs Don’t Work” fue elegida una de las canciones mas tristes de la historia por los británicos. “A Song For The Lovers” le queda mas que bien a Ashcroft de solista. Urban Hymns, uno de esos discos para tener en la ciditeca VIP.

  3. Pues si me gustó aunque si creo como dijeron acá arriba que es un poco como para Richard solo, aunque quizas también le cambiaron algo de la música o detallitos para ajustarlos a el 🙂
    Pero aún así yo creo que ese disco de The Verve es buenísimo por si solo, a mi me encantará siemrpe Bittersweet shmphony aun cuando los derechos no sean de ellos por ley, para mi esa canción es siempre de The Verve, lo demás es pura envidia jmmmmmm!

    Nadie como Richard, guapísimo el! ya quisiera Jagger!

Opina en Radiolaria

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s