Camas ardientes

midnight-oil-by-tony-mott__540x304La consciencia social, el apoyo a los más necesitados, el costo de los abusos del hombre hacia la naturaleza, el derecho a las tierras, el mundo que nos hemos masticado a placer y sin misericordia…

Midnight Oil hablaba de esto y mucho más. No politiquería vulgar, sino una causa eterna que duró lo mismo que el grupo fundamental de la lejana Oceanía. Por eso eran amados por los bajos y odiados por los altos en Australia.

Exportadores de un mensaje e importadores de elogios y reconocimiento, al grado de que años después Peter Garrett, su vocalista y líder, dejó la música para emprender una carrera detrás del escritorio como ministro adherido a la educación y bienestar de la niñez en su país, intentando cristalizar lo que proponía en sus años juveniles con los Oils.

“Beds Are Burning”, inserto en el álbum Diesel And Dust, fue, es y será por siempre su clásico más mediático y uno de los estandartes de ese reclamo social. Trepó en 1988 al lugar 17 en el Billboard Hot 100 con la frase, para muchos incendiaria, que desgarraba la garganta de Garrett: “It belongs to them, let’s give it back“. Se proclamaba algo así cuando Reagan y Thatcher reinaban en el mundo.

“Era más que incendiaria. Había una sensación de desesperanza alrededor del tema en aquellos años. Se sentía como un grito en medio de la niebla de la indiferencia. Cuando el disco estaba listo para ser lanzado, nosotros a la vez nos mentalizamos para ser censurados por cualquier racista en el país. El tema del despojo a los aborígenes había sido ignorado hasta aquel momento”, recordó el guitarrista y letrista, Jim Moginie, charlando en 2008 con Identity Theory.

Una atronadora y colosal pieza en defensa de los auténticos poseedores de la tierra en aquel continente. Un reclamo que se volvió masivo y universal, un himno a escucharse y disfrutarse como el gran legado de un grupo que rugió fuerte y e incomodó a muchos.

“Ésta es una canción acerca de esos individuos que iniciaron todo en Australia, mucho antes que nosotros. Y es un tema que quiere expresar que el color de la sangre es más importante que el color de la piel”, lanzó Garrett en 1994, momentos antes de que el festival Hultsfred, en Suecia, escuchara una emotiva interpretación… de las camas ardientes.

4 comentarios en “Camas ardientes

Opina en Radiolaria

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s