Eternamente… Icehouse

Un pequeño sanatorio en Nueva Gales del Sur, Australia. De ahí proviene el concepto Icehouse.

Para quienes nunca la han explorado, la fina y elegante agrupación encabezada desde 1977 por Iva Davies (y que en algún momento se llamó Flowers) incluye en diversos pasajes de su abundante repertorio un elemento de desánimo producto de las depresiones del citado cantante en su adolescencia. En este tenor, se rumora que Davies tuvo vínculos con pacientes psiquiátricos, exponiéndose a cuadros grises, visiones tristes y experiencias lamentables.

En especial, Iva recuerda a un par consumidores de droga y ácidos, cuya progresiva descomposición mental le resultó impactante. Sucedió al interior del North Ryde Mental Asylum, donde no fue extraño ver al ser humano invadido de Valium y haciéndose poco a poco, lentamente, sutilmente, un vegetal. Tragedia y dramatismo en la casa de hielo.

Más allá de estas inolvidables escenas que se arremolinaron en la mente de Davies por años y años, la historia de Icehouse, hoy consagrada como una de las agrupaciones más importantes en la historia de Australia, es mucho más prolífica y agradable.

La leyenda sigue viva… y lúcida.

Anuncios

4 comentarios en “Eternamente… Icehouse

  1. Si quería mas opiniones, no hay como examinar mi vida, la de Mitzi y Vane jajajaja, ahi hubiera tenído más de dodne sacar ideas jajajajajaja, pero se oye bien!

  2. ¡Me raya este grupo! y más porque no es comercial, es decir, sólo para oídos selectos. ‘Man of Colours’ me acompañó en momentos de melancolía y nostalgia. ‘Crazy’ te vuelve ídem, no tiene desperdicio. También están ‘My Obsession’, que a todos nos va, y ‘Kingdom’, la tierra prometida a la cual quisiéramos llevar a esa persona especial. Por supuesto no puede faltar ‘Electric Blue’, aunque es totalmente recomendable escuchar el álbum de principio a fin.

    Claro, ahí no termina Icehouse. Antes con canciones como ‘Hey Little Girl’, que en 2002 sería objeto de un cover por parte del Dj alemán Mathias Schaffhäuser, ‘No Promises’ y ‘Paradise’. Después con ‘Touch The Fire’ y ‘Great Southern Land’. Ojalá algún día tenga oportunidad de visitarla.

  3. Definitivamente Icehouse, una banda que cambió extraña, diferente, sincera… me ha dejado marcado de por vida; con Talking Heads (siempre la Icehouse adelante) son mis bandas favoritas… “Great southern land”, “Can`t help myself”, “Paradise”, “Electric blue”, “Stay close tonight”, “Glam”, “Dance on”, “Sunrise”, “Touch the fire”, “One by one”, “Hey little girl”, “Dance of life” (con Y. Takahashi), son algunas de sus ejemplares obras maestras… ¿Habrán fans en América Latina? Yo soy uno, saludos desde El Salvador.

Opina en Radiolaria

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s