De rabioso guitarrista de Korn a ferviente seguidor de Jesucristo

Brian.Welch¿A quién se parece Brian Welch, el otrora guitarrista de Korn?

Bebedor, duro, rudo, adicto a las drogas, padre soltero, esposo abandonado y estrella de rock. Todo eso era el oriundo de Torrance, California.

La incorporación al mundo de la música como parte de Korn lo llevó a probar las mieles del éxito… y las heridas del alma también. Todo dentro de un universo decorado con las letras de estos exponentes del llamado “nuevo metal” que hablaban de sexo, oscuridad y violencia. Del bombazo “Freak On A Leash” en adelante llovieron y abundaron los elogios sobre una agrupación cuyo inicio fue tan demoledor como los efectos de las sustancias sobre su guitarrista, apodado “Head”.

Las interminables giras mundiales arrasaron con la esfera familiar de Welch hasta que su mujer, también adicta a las drogas, decidió terminar de tajo con esto y dejarlo. De pronto, el rockero se enfrentó a la crianza de su pequeña Jennea, de apenas cinco años de edad, lo que desató una enorme presión sobre sí al grado de empezar a consumir speed a diario.

El punto más bajo llegó cuando Brian escuchó a su hija cantando las letras preferentemente sexuales de “A.D.I.D.A.S.”, de Korn. Ipso facto vino la renuncia y la reclusión del guitarrista en un hotel dentro del cual se dio lo que él llamó un “reencuentro con Dios”, admitiéndose pecador en busca de redención. No pasaría mucho tiempo antes de que “Head” emprendiera un peregrinaje por Israel para, finalmente, colgarse una túnica y bautizarse en el mismísimo río Jordán, donde la Biblia señala que Jesucristo fue ungido por Juan el Bautista.

“Yo no sabía lo que era ser tocado por el Espíritu Santo, pero de pronto sentí cómo avanzaba en mí. Lo maligno se marchó, me dejó y ahora sólo siento paz, una enorme paz en mi alma”, le confesó Brian a la CNN, con un semblante irónica y significativamente parecido a Cristo.

Hoy día, Brian encabeza el cuarteto Love and Death, pero ante todo es un ferviente cristiano totalmente ajeno a las buenas nuevas de Korn, la banda con la que tocó el cielo y el infierno.

5 comentarios en “De rabioso guitarrista de Korn a ferviente seguidor de Jesucristo

  1. Que bueno que este está ya del otro lado, no es que estar en Korn hubiera sido malo pero la verdad nunca me gustó ese grupo, pero nada de nada

    Bien el! jmmmmmmmmmmmmmmmmm

    tqmmmmmm!

  2. Qué bien por Brian Welch que ya encontró equilibrio en su vida, respetables sus creencias y la manera en que sobrellevó toda esa crisis. Es en situaciones como ésta en que se discute y se sentencia al género de música “Metal” (con todas sus divisiones y subdivisiones) como lo malo, lo perverso y diabólico; como los demás géneros es música, es expresión artística y su influencia debería quedar ahí y ser sólo entretenimiento.

    Muy buen texto, como es costumbre.

Opina en Radiolaria

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s