Nacer y morir

Soltando un juicio de golpe, “I Alone” es el single que sube más los decibeles en los recitales de los estadounidenses Live. Y muy de cerca le sigue un clásico de 1994, una maravilla que mientras avanza se vuelve una bola de nieve con la voz pellizcada de Ed Kowalczyk.

“Lightning Crashes”, tercera apuesta de promoción de Throwing Copper, un álbum elemental para comprender la década de los 90, aborda el ciclo de la vida y expone la cascada de milagros y tragedias que hora tras hora suceden en las salas de urgencia de los hospitales. Afortunados y desagraciados separados por unos metros de distancia, unos minutos y un diagnóstico. Y ahí, muy cerquita, la incertidumbre y la angustia.

Kowalczyk susurra lo que ahí acontece: “Lightning crashes, an old mother dies, her intentions fall to the floor, the angel closes her eyes, the confusion that was hers… belongs now to the baby down the hall…” Vidas en agonía y vidas de estreno. Transcendencia, transición, finales y comienzos, equilibrio. Debajo de esos techos mudos todos somos vulnerables, frágiles, quebradizos.

La composición que arranca con una guitarra lacónica salió de una ocurrencia de Ed cuando estaba por dejar la casa de sus padres y eventualmente fue grabada en los estudios Pachyderm de Minnesota en el verano de 1993. En el apogeo del grunge, el cuarteto de York, Pensilvania, alistaba el segundo plato de su carrera después del bien acogido Mental Jewerly, con la convicción de tejer un álbum más maduro.

Justo a la mitad de proceso, Kowalczyk recibió una llamada que desfondó su entusiasmo: Barbara Lewis, una amiga muy cercana con diecinueve años, había sido embestida por un conductor ebrio que intentaba huir de la policía tras protagonizar un asalto. Pese a no visualizar una muerte tan pronta, la chica había firmado un oficio de donación de sus órganos para todo aquel que pudiera beneficiarse y pocos días después del percance su hígado fue donado a un bebé de diez meses. Transferencia, transición, finales y comienzos, como rezan los dos primeros versos de “Lightning Crashes”.

“Hoy tengo cuatro hijos, pero cuando compuse aquella canción, todavía no debutaba como padre”, recapituló Ed en 2019, entrevistado por Loudwire. “Sin embargo, es una canción que habla de nacer, del ciclo de la vida y todo eso. Así que ahora que ya he experimentado el nacimiento de mis cuatro hijos, se ha vuelto un tema mucho más profundo para mí. Está más aterrizado a la realidad, en un sentido opuesto a simplemente conceptualizar una historieta”.

Favorita de muchos seguidores del grupo, la composición tributo a Barbara Lewis enmarcó el 14 de julio de 2017 un acontecimiento meteorológico muy ad hoc con su título. Con alegría desbordada por haberse reconciliado y actuar juntos tras ocho años de separación, Live subió al entarimado para concluir la jornada del RBC Bluesfest en Ottawa, Canadá. El entusiasmo de rockeros y fanáticos se esfumó pronto, ya que tras interpretar solo tres canciones, los organizadores suspendieron el festival a razón de una tormenta eléctrica digna del final de los tiempos. Kowalczyk y sus secuaces se disculparon y dijeron adiós a los presentes, dejando tras de sí la hoja de su setlist pegada en la tarima. Destacaba ahí «Lightning Crashes» como la última canción de la velada, con la curiosa indicación de «extender a placer» el momento cúspide, ese donde Ed permite que todos canten: «Oh, now feel it coming back again, like a rolling thunder chasing the wind, forces pulling from the center of the Earth again, I can feel it…»

En honor a Barbara, salvadora de un chico que en 2017 ya tenía veinticuatro años, las fuerzas sobrenaturales estrujaron la tierra y se hicieron sentir más que nunca en aquel viernes.

Opina en Radiolaria

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s