La jungla

Bill y Paul no sumaban treinta y ocho años entre ambos, pero osadía y valentía les sobraba. En aquella tarde de 1980 particularmente calurosa en el alto Manhattan, los chicuelos se las habían ingeniado para cachar ride tras alzarle el pulgar de ayuda al conductor de una robusta y motorizada Ford Econoline. Según consignó el [...]