¡Tequila!

Buddy Bruce no era precisamente el líder ni el que tiraba rostro en el sexteto, pero fue el que propuso el título obvio. Una canción de dos minutos en la que la letra se reduce a una sola palabra, repetida tres veces, no podía llamarse de otra manera. Y así, en la Navidad de 1957 [...]