La mujer emplumada

Aunque en dos que tres copetes de juventud enseñó la rebeldía, Sting nunca fue el chico rudo por antonomasia. Su rostro tuvo y tiene los dobleces de un jovenzuelo bonachón y su voz alfombrada ha respaldado esto con estética para acercarlo más al bando de los "técnicos". Acaso por esta incapacidad de aproximarse a los [...]