Un pozo sin fondo

En su cama de dolencias finales Robin Gibb pidió a uno de sus hijos que durante su funeral se mimara a los presentes haciendo sonar "How Deep is Your Love". Ni siquiera en el rato de mayor desazón debía decrecer el estilo. Poco después, en un domingo de 2012, el artista se cansó de luchar [...]