¡Para!

Cuestión a tomar en cuenta es que en 1965 Lamont Dozier era un ojoalegre consumado, un imán de mujeres. Y este detalle de uno de los tres grandes virtuosos de la gran fábrica de éxitos, Motown, propició indirectamente que The Supremes, banda estadounidense encabezada por Diana Ross, adhiriera a su cancionero un monstruoso clásico llamado [...]

Anuncios