David Byrne y Norman Bates

En más de un antro, hetero o gay, se ha escuchado lo mismo: "Psycho Killer" es un himno tan adictivo y agradable como el sexo. No por nada Talking Heads eligió "Psycho Killer" como la canción reinante que enmarcó la ceremonia de su inducción al Salón de la Fama en 2002, ya con un sinfín [...]