Rojo decandente

En 1996 Bryan Adams caminaba con actitud desparpajada, pinta decadente, ojos delineados y cabellos largos, así que afirmar que la prensa de entonces estaba más interesada en sus nuevas composiciones que en sus devaneos sexuales era una graciosa insensatez. A mediados de aquel año el canadiense ponía en circulación el simple "Let's Make a Night to [...]

Anuncios