Toallas húmedas en el piso

El despertador se pone quieto a las 6:01. Con los cabellos sin gobierno, ella entra a la cocina y saca un par de huevos, también los panqueques y la miel de maple. Todo al alcance, menos él. Con una tibia sonrisa, parte el cascarón y deja caer las yemas. Los amaneceres cambiaron. Ella mejoró la [...]