Culpemos a la suerte

Love Spit Love nació para morir. Dos discos en ocho años y hasta nunca. Cumplida la edad de un niño, no hubo más. No son pocos los que dicen que Richard Butler se había hartado de The Psychedelic Furs y que el empacho se combinó con su mudanza a Manhattan para acabar fundando el cuarteto [...]

Anuncios