Muse… la bestia perfecta

Me llama la atención el alarde de ciertas agrupaciones que, cada vez con más frecuencia, se encumbran en sus preceptos y se autodenominan "la banda de rock más grande del mundo". Lo conjugo en presente porque, si bien la tradición se acentuó particularmente cuando Oasis lanzó sus dos primeros álbumes, de ahí en adelante la [...]